Radiofrecuencia

Son ondas electromagnéticas, que aplicadas sobre la piel y dependiendo del cabezal utilizado (Bipolar, más superficial o Multipolar, más profunda), originan un cambio de polaridad en las células cutáneas de millones de veces por segundo, lo que origina la diatermia, un calentamiento interno que va a aumentar las funciones fisiológicas de la piel:

  • Mejora la microcirculación de la piel
  • Favorece la reabsorción de líquidos retenidos,
  • Aumenta la función de fibroblastos de la piel
  •  Mayor producción de colágeno y elastina, que va a aumentar la firmeza y tersura a los tejidos.

 Indicaciones

  • Flacidez (Aumenta la producción del colágeno y elastina que mejoran el tono y la firmeza de la piel)
  • Tratamientos post-parto combinados con electroestimulación y/o cavitación, para recuperar la figura rápidamente)
  • Arrugas (Mejora la elasticidad y firmeza)
  • Celulitis (Mejorar el drenaje de líquidos en los tejidos)
  • Acné cicatrizal (Mejorar la reparación de los tejidos)

En general cuando se quiera conseguir una piel más firme, más tersa y más elástica, por ello está considerado como el lifting sin cirugía.

Duración y frecuencia del tratamiento

Aunque los resultados son visibles desde la primera sesión, se recomienda hacer el tratamiento 1 ó 2 veces por semana hasta conseguir unos resultados definitivos.

Como mantenimiento, se debe realizar un recordatorio anual para evitar que la piel se vuelva flácida, ya que el
envejecimiento facial y corporal inevitablemente sigue su curso y el propósito de esto es prevenir que la piel se vuelva a dañar.