10 ejercicios que puedes hacer en el trabajo para mejorar la circulación

  1. ¡Conciénciate!
  2. Es tan dañino como fumar
  3. Pon a prueba tu ingenio

Nuestro trabajo y el sedentarismo. Una combinación que muchas veces juega en nuestra contra. Desde LC`s te contamos todo lo que debes de hacer para combatir y mejorar esta situación. En tus manos está el cambio.

Así que ponte cómodo y alista el cuerpo para empezar:

10 ejercicios que puedes hacer en el trabajo para mejorar la circulación

¡Conciénciate!

Primero debes de tomar consciencia del tiempo que le dedicas a estar sentado, ya sea en el trabajo, en casa o simplemente en una terraza; ahora que estamos en verano  a muchos de nosotros nos apetece pasar la tarde sentados en una, pero durante todo el día ¿cuántas horas estamos sentados?.
Un estudio reveló que la mayoría de nosotros pasamos más de 12 horas sentados al día, mirando la pantalla de un ordenador o frente al televisor. Ahora, si se le agregas las 7 horas de sueño como mínimo, son en total de 19 horas sin ningún tipo de ejercicio. Es hora ya de actuar.

Es tan dañino como fumar

Estar sentado todo el tiempo es tan dañino como fumar

El estar sentado sin hacer ningún tipo de ejercicios puede ser tan dañino para la salud como fumar. Una mala circulación sanguínea es sinónimo de hinchazón y fatiga muscular, causas que generan el sedentarismo. Para reducir estos riesgos en el cuerpo, lo ideal es que incorpores en tu rutina de trabajo actividades que ayuden a una mejor circulación.

Pon a prueba tu ingenio

10 ejercicios que puedes hacer desde el trabajo para mejorar la circulación

Una de las principales recomendaciones de los profesionales para mejorar la circulación sanguínea es el movimiento, así que te dejamos estos consejos para que puedas realizarlo en tu sitio de trabajo, pero, eso sí, ten cuidado para que no te pillen; querrán que les enseñes estos ejercicios:

  1. Camina dentro de la oficina: Anda de un lado a otro, aprovecha unos minutos para estirar las piernas o para visitar a un compañero. Busca cualquier excusa que te ayude a caminar por un par de minutos, como ir a por agua, por ejemplo, o saludar al que llegó tarde.
  2. Tu silla nunca se moverá: Cada media hora levántate de ella. Si te resulta difícil porque tienes muchas cosas por hacer, encuentra una hora para salir a tomar aire y así aprovechar y caminar un poco. Darte un tiempo para desconectar no solo te ayuda en el trabajo, sino en la salud también.
  3. Piernas al aire: Sentado en tu silla, estira las piernas hacia el frente y luego comienza a mover los pies hacia un lado y al otro. Cuando pases demasiado tiempo sentado, realiza una pausa y practica este ejercicio durante 3 minutos. Escucha música para hacerlo más divertido.
  4. Puntillas fuertes: No es necesario que lo hagas como una bailarina de ballet o que sea perfecto. Tan solo tienes que caminar unos metros sobre las puntas de tus pies y hacerlo durante al menos un minuto para lograr una mejor circulación en piernas y pies. Al moverte de puntillas activarás la circulación de las pantorrillas y de los gemelos, uno de los músculos más importantes de las piernas.
  5. Brazos arriba: Para activar la circulación en los brazos puedes levantarlos y bajarlos de forma simultánea. Apoya los pies sobre el suelo y pon tus rodillas ligeramente flexionadas. Abre tus brazos en cruz y súbelos y bájalos de forma simultánea.
  6. A mover el cuello: Para mejorar la circulación de la cabeza puedes hacer varios tipos de movimientos. En estos ejercicios debes fijarte en que solo se mueva el cuello y que tus hombros, tronco y piernas permanezcan inmóviles. El primer movimiento que puedes hacer es de izquierda a derecha, en forma de negación. El segundo, de arriba hacia abajo, en forma de afirmación. Por último, puedes girar el cuello haciendo ligeros movimientos circulares.
  7. Apertura de piernas: Para alternar con el ejercicio anterior, otro buen movimiento para mejorar la circulación sanguínea en las piernas es el de la apertura. Debes colocarte en la misma posición, es decir, con la espalda sobre el suelo. Después, levanta las piernas y mantenlas rectas. Una vez así, sepáralas y júntalas de forma repetitiva.
  8. Aducción de piernas: Este ejercicio sirve para tonificar la cara interna de los muslos y las caderas. Para ello necesitas colocar entre tus rodillas, mientras permaneces sentado, una chaqueta, sudadera, paquete de folios o toalla. Aprieta tus rodillas una contra otra, sostén la posición de 3 a 5 segundos, y luego descansa durante la misma cantidad de tiempo. Haz series de 15 a 20 repeticiones durante el día para mantener en forma el interior de tus piernas. Otra variante para conseguir el mismo objetivo es mantener la presión durante 30 a 60 segundos sin repeticiones
  9. Espalda contra la pared: Trata de apoyar la espalda contra la pared y dobla las rodillas hasta que tus piernas estén paralelas al suelo. Imagina que estás sentado en una silla imaginaria. Mantente así durante 30 o 60 segundos. Esto te ayudará a tonificar ganando fortaleza y resistencia.
  10. Mesoterapia: Aunque esté muy relacionado con la celulitis, este tratamiento ayuda también a la circulación sanguínea de las piernas, reduciendo la retención de líquidos, oxigenando la piel y eliminando las toxinas del cuerpo. En LC’s estamos para ayudarte, visita nuestras clínicas en Madrid, Valencia y Barcelona, y pregunta por este tratamiento.

Ya no tienes excusas, cuida de ti. Pide tu cita totalmente gratuita con LC’s

  1. Inicio
  2. >
  3. Belleza y Salud
  4. >
  5. 10 ejercicios que puedes hacer en el trabajo para mejorar la circulación
¿Qué te ha parecido nuestro post?
10 ejercicios que puedes hacer en el trabajo para mejorar la circulación
0
Valoración media: 5/5
¿Quieres recibir todas las promociones y novedades de LC's en tu bandeja de entrada? Déjanos tu correo y empieza a proyectar tu belleza interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos relacionados
Contacte con nosotros